El metodo

Ashtanga Vinyasa Yoga es un antiguo sistema de Yoga, qual Vamana Rishi expuso en Yoga Korunta. Este texto fue obtenido por Sri T. Krishnamacharya en el siglo 20 por su gurú Rama Mohan Brahmachari, y posteriormente fue trasladado a Pattabhi Jois durante sus estudios con Krishnamacharya, a partir de 1927.

A continuación, sigue aquellos aspectos a los que Pattabhi Jois concede importancia especial, como los constituyentes principales de Ashtanga Yoga.

Vinyasa: Vinyasa significa la forma de respirar y movimiento. Cada movimiento tiene una respiración. Por ejemplo, en Surya Namaskara hay nueve vinyasas. El primer vinyasa es la inhalación, cuando los brazos se elevan por encima de la cabeza y las palmas se unen; el segundo vinyasa – exhalación con la inclinación hacia delante, colocando las palmas de las manos al lado de los pies, etc. Del mismo modo, para todas las asanas, se establece una cierta cantidad de vinyasas.

Los vinyasas tienen su objetivo a cumplir la purificación interna. La respiración y movimiento comprometido simultáneamente con asanas hacen que la sangre se caliente, o como decía Jois, causa la sangre a hervir. La sangre espesa está sucia y causa diversas enfermedades en el cuerpo. El calor producido por el yoga purifica la sangre y la hace líquida para que pueda circular sin dificultad. La combinación de asanas con movimiento y respiración permite que la sangre llegue libremente a todas las articulaciones, llevando el dolor fuera del cuerpo. En el caso de circulación insuficiente, se produce dolor. La sangre calentada también pasa a través de todos los órganos internos, eliminando los contaminantes y las enfermedades que se excretan del cuerpo a través del sudor durante la práctica.

El sudor es un producto importante de vinyasa, porque solo a través del sudor la enfermedad abandona el cuerpo y se produce la purificación. Como el oro se funde para eliminar las impurezas, debido al hecho de que la suciedad llegue a la superficie durante el oro hirviendo y yoga hace hervir la sangre e imprime todas las toxinas, que luego se eliminan con el sudor. Si uno sigue el método de vinyasas, entonces el cuerpo se vuelve sano, fuerte y puro como el oro mismo.

Después de limpiar el cuerpo, es posible purificar el sistema nervioso y luego los sentidos. Estos primeros pasos son muy complejos y requieren muchos años de práctica. Los órganos de los sentidos están dirigidos invariablemente hacia afuera, y el cuerpo está constantemente bajo el poder de la pereza. Sin embargo, debido a su firme intención y práctica diligente, pueden ser controlados. Una vez hecho esto, el control de la mente viene automáticamente. Vinyasa crea la base para que esto suceda.

Tristhana: Esto significa tres lugares de atención o acción: la postura, la forma de respirar y la dirección de la mirada. Los tres son muy importantes en la práctica del yoga y cubren tres niveles de purificación: el cuerpo, el sistema nervioso y la mente. Siempre se realizan en conjunción entre sí.

Las asanas se limpian, fortalecen y dan flexibilidad al cuerpo. La respiración es un rechaka y puraka, lo que significa inhalar y exhalar. Los dos deberian ser suaves y tranquilas, la duración de la inspiración debe ser igual a la duración de la exhalación. Esta respiración limpia el sistema nervioso. Drishti es el lugar de concentración de la vista durante la ejecución de la asana. En total hay nueve drishti: nariz, cejas, ombligo, hacia los pulgares, manos, pies, arriba, derecha e izquierda. Drishti purifica la mente y asegura la estabilidad de su funcionamiento.

Para limpiar el cuerpo desde el interior, se necesitan dos factores: aire y fuego. El lugar de fuego en nuestros cuerpos se encuentra a diez centímetros por debajo del ombligo. Aquí está nuestra fuerza de vida. 

La respiración honda y uniformemente aumenta el fuego interno y aumenta el calor en el cuerpo, que a su vez calienta la sangre para la purificación física, y se quema la contaminación del sistema nervioso. La respiración tranquilla y honda aumenta el fuego interno y fortalece el sistema nervioso de una manera controlada. Cuando este fuego esta fortalecido, nuestra digestión, salud y expectativa de vida también aumentan. La inhalación y la exhalación desiguales, o la respiración demasiado rápida, violan la uniformidad de los latidos del corazón, derribando tanto el cuerpo físico como el sistema nervioso autónomo (autónomo).

Un componente importante del método respiratorio son los mula y uddiyana bandhas. Son contracciones intencionadas de los músculos de esfínter anal y abdomen para incrementar la corriente de energía en el cuerpo durante el yoga, dar ligereza, resistencia y la salud del cuerpo, y también  ayudan a crear un fuerte fuego interno. Sin bandhas, la respiración no será correcta y las asanas no serán de utilidad. Cuando el mula bandha se domina a la perfección, el control de la mente se produce automáticamente.

Los seis venenos: Un aspecto vital de la purificación interna que Pattabhi Jois enseña, refiere a los seis venenos que rodean el corazón espiritual. En los shastras de yoga se dice que Dio habita en nuestros corazones en forma de luz, pero esta luz está cubierta por seis venenos: Kama, krodha, moha, lobha, matsarya y Mada. Es el deseo, la ira, la ilusión, la codicia, la envidia y la pereza. Cuando la práctica del yoga es compatible con gran diligencia y dedicación durante un largo tiempo, entonces el calor producido por ella, quemar estos venenos, y el brillo de la luz de nuestra naturaleza interior.

Esta es la base práctica y filosófica del Ashtanga Vinyasa Yoga como lo enseñaba Sri K. Pattabhi Jois, y ahora enseñan su hija Saraswathi Jois y su sobrino, Sharat Jois in Instituto de Ashtanga Vinyasa Yoga en Mysore, India.

el texto original en ruso  http://ashtangayoga.club/history/2